Calderón de la Barca

¿Qué quiero mi Jesús?…
Quiero quererte, quiero cuanto hay en mí
del todo darte, sin tener más placer que el agradarte,
sin tener más temor que el ofenderte.

Quiero olvidarlo todo y conocerte,
quiero dejarlo todo por buscarte,
quiero perderlo todo por hallarte,
quiero ignorarlo todo por saberte.

Quiero, amable Jesús,
abismarme en ese dulce hueco de tu herida,
y en sus divinas llamas abrasarme.

Quiero por fin, en Ti transfigurarme,
morir a mí, para vivir Tu vida,
perderme en Ti, Jesús, y no encontrarme.

Alaben al Señor de tierra y cielo, el sol, luna y estrellas.
Alábenle las bellas flores que son caracteres del suelo.
Alábele la luz, el fuego, el hielo, la escarcha y el rocío, el invierno y estío.
Y cuanto esté debajo de ese velo
que en visos celestiales,
árbitro es de los bienes y los males.


Calderón de la Barca (1600-1681)
Al Rey, la hacienda y la vida se ha de dar,
pero el honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios