Ángel Custodio de España

Santo Ángel Custodio de España

Oh bienaventurado espíritu celestial, a quien la Divina Misericordia se ha dignado confiar el glorioso Reino de España, para que lo defiendas y custodies; postrados ante ti y en amorosa unión contigo damos al Señor humildes y fervientes gracias por haber tenido para con nosotros la misericordiosa providencia de ponernos bajo tu protección; contigo le alabamos y bendecimos y a su divino servicio rendidamente nos ofrecemos.

Ángel Santo, defiéndenos del enemigo de nuestras almas, que también lo es, y muy feroz, de nuestra Patria; y alcánzanos del Señor nuestra salvación, para que España sea siempre el paladín de la Fe Católica, Mariana por excelencia y Dios Nuestro Señor la proteja y bendiga. Amén.

Monseñor Leopoldo Eijo Garay
7º Obispo Madrid-Alcalá